Protege a tu familia y tu propiedad ante un terremoto

Hay acontecimientos que no podemos controlar. Lo que sí podemos hacer es prepararnos y tener un plan familiar en caso de que ocurra un evento no esperado. Este es el caso de un terremoto, no podemos preverlo pero es nuestra responsabilidad estar preparados en caso de vivir uno.

¿Conoces qué debes hacer para prepararte o lo que debemos hacer después de uno?. Infórmate aquí sobre las precauciones que debemos considerar ante el acontecimiento de un temblor.

 

ANTES

El momento de preparación es hoy. Existen muchos preparativos antes de una emergencia y lo ideal es estar listo desde ya. Antes de un terremoto debes tener en consideración:

  • Tener un plan de acción familiar
  • Preparar un kit para emergencias: medicamentos que necesites o de primera necesidad, kit de lesiones, radio de baterías, baterías extra, linterna eléctrica (el fuego de las velas puede ser peligroso en caso de un escape de gas), ropa adicional, agua y comida enlatada.
    • En tu hogar: palas e instrumentos para remoción de escombros, herramientas y artículos de primera necesidad
    • Tu lugar de trabajo: alimentos, ropa, zapatos gruesos, linternas, un silbato y medicamentos
    • Carro: agua, manta, abrigo, linterna y tanque lleno
  • Inspeccionar tu casa:
    • Verifica ventanas y paredes que puedan desplomarse
    • Zonas y salidas que puedan obstaculizar una salida en caso de emergencia
    • Verifica y asegura luces del techo, candelabros o abanicos
    • Si tienes objetos pesados sobre tu cama o lugares para sentarse como espejos o cuadros puedes ubicarlos en otro lugar o anclarlos para asegurar que no caigan
  • Si vives con una persona mayor, niños o personas con necesidades especiales debes tener ciertas precauciones adicionales para asegurar a esta persona. Si este es tu caso, puedes ver una guía práctica aquí
  • Revisa si tu póliza de propiedad cubre daños al hogar en estas situaciones. Puedes ver qué póliza funciona para tu hogar y/o comercio en caso de terremoto aquí.

 

DURANTE

En el acontecimiento de un terremoto es importante mantener la calma y estar al tanto de tus alrededores. Puedes disminuir las probabilidades de un accidente haciendo lo siguiente:

  • Échate al piso, de esta forma evitarás que el terremoto te lance al piso. Esta posición te protege de una caída a la vez que te permite movilidad de ser necesaria
  • Cubre tu cabeza y cuello (y todo el cuerpo si es posible) ve debajo de una mesa o escritorio resistente. Si no tienes un resguardo cercano, busca una pared interior o al lado de un mueble bajo que no pueda caer encima tuyo y cubre la cabeza y el cuello con los brazos y las manos

Si estás fuera de tu casa o lugar de trabajo debes tener en cuenta tus alrededores:

  • Si estás en un auto: Detente tan pronto puedas y sea prudente. Acomódate en una orilla de la carreter libre de peligros potenciales como postes, riscos o árboles. Usa el radio del carro para mantenerte informado. Si hay líneas eléctricas tumbadas NO SALGAS DE TU CARRO hasta que una persona entrenada lo indique. Si vuelves a continuar la marcha luego del acontecimiento debes estar doblemente pendiente de nuevos escombros y obstáculos
  • Playa Tírate al piso hasta que el temblor pase. Toma en cuenta cuánto dura el temblor, si dura 20 segundos o más, sal inmediatamente de la playa puede haber peligro de un tsunami. No esperes a que los oficiales emitan una alerta. Camina rápido en vez de manejar para evitar tráfico, desechos y otros peligros
  • Cine o teatro Quédate en tu asiento y protégete la cabeza y el cuello con los brazos. No salgas hasta que el temblor haya terminado. Luego evacúa el área teniendo en consideración que pueden haber réplicas

 

DESPUÉS

  • Si estás atrapado, busca la forma de llamar la atención de alguien hacia tu ubicación
  • Revisa si hay algún escape de gas
  • Espera instrucciones de las autoridades a través de los medios. Debes tener a la mano un radio de baterías.
  • Si puedes, busca a quien ayudar en tu lugar inmediato

 

 

La preparación es clave en un acontecimiento como este. Por eso es importante tener un plan familiar para no caer en la incertidumbre. ¿Tienes tu propiedad o negocio asegurado por si llega ocurrir algún desastre natural?. Si aún no has protegido tu vivienda este es el momento para hacerlo antes que sea demasiado tarde.

¡Toma acción ahora y protege todo por lo que tanto trabajas!. Llámanos al 787-273-1818 y cotiza tu póliza con USIC Group.