Cáncer Infantil: detección y tratamientos

Enfrentar el cáncer a cualquier edad es un reto monumental, para uno y para los que nos rodean. Esto se hace aún más complicado cuando el diagnosticado es a un menor de edad. Para un niño, que quizás no entienda lo que está pasando puede ser traumante ver a su familia cambiar. Surgen un sinnúmero de interrogantes que pueden ser difíciles. Es importante educarse y buscar ayuda de un profesional quien puede asistirlos durante en este proceso.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) cada año surgen 10 millones de casos nuevos, siendo la tasa de incidencia mayor entre los cuatro y nueve años de edad.

A cambio de los adultos, que muchas veces presentan esta enfermedad como resultado de diferentes factores a largo plazo, como el cigarrillo, el sol, entre otras causas. Las causas del desarrollo del cáncer infantil aún se desconocen y son motivo de estudios médicos.

Los tumores cerebrales y del sistema nervioso central son los que principalmente afectan a esta población. Los tipos de cáncer pediátrico más comunes son:

  • Leucemia
  • Tumores del sistema nervioso central
  • Linfoma de Hodgkin
  • Enfermedad de Wilms
  • Sarcoma de Ewing
  • Cáncer de tiroides
  • Osteosarcoma (cáncer de huesos)

 

Detección

Como el cáncer en adultos o muchas enfermedades la detección temprana es clave para el tratamiento y alcanzar expectativas más altas de supervivencia. Algunos tumores son difíciles de detectar porque sus síntomas iniciales coinciden con otras enfermedades comunes. Por esto, es necesario estar atento a la aparición de los siguientes síntomas:

  • Bultos o hinchazón inusuales
  • Palidez, falta de energía momentánea
  • Se forman hematomas fácilmente
  • Dolor persistente en alguna parte del cuerpo
  • Fiebres inexplicables
  • Dolores de cabeza, mareos o vómitos frecuentes
  • Alteraciones repentinas de la visión
  • Pérdida de peso inexplicable

 

 Tratamiento del cáncer en niños

El tratamiento del cáncer pediátrico puede variar al tratamiento de los adultos; es importante saber que hay tratamientos efectivos para muchos cánceres en niños. Los tipos de tratamiento que recibe un niño con cáncer dependen del tipo de cáncer y su fase. Algunos de los tratamientos más comunes son: cirugía, quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y trasplante de células madre. Aquí puedes conocer más sobre los diferentes tipos de tratamiento.

Cada paciente enfrenta problemas únicos durante su tratamiento, después de terminar el tratamiento y como supervivientes de cáncer. Por ejemplo, pueden recibir tratamientos más intensos; el cáncer y sus tratamientos tienen efectos diferentes en los cuerpos en crecimiento que en los cuerpos adultos; y pueden responder en forma diferente a las medicinas que controlan los síntomas en adultos. Puedes ver el resumen de Cuidados médicos de apoyo en niños (PDQ®).

 

El 15 de febrero es el día internacional del cáncer infantil

Este día tiene como objetivo dar a conocer este tipo de enfermedad y evidenciar la necesidad de investigar nuevos tratamientos. La SIOP (Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica) es la principal organización que lucha contra el cáncer infantil. Su lema es “ningún niño debería morir de cáncer”.

En los últimos años han aumentado las cifras de supervivencia del cáncer infantil gracias a los avances en el diagnóstico y tratamiento.

 

¿Conoces la póliza UBrave?

Esta es una póliza de cáncer que cubre pruebas preventivas y tratamientos contra el cáncer y otras enfermedades específicas. UBrave de USIC Life incluye beneficios como: 3 pruebas preventivas por año y 7 vacunas de mayor demanda, entre otros beneficios. Una cubierta básica no tiene que ser inaccesible, puedes comenzar a cuidarte por menos de $1 diario. Mira lo que UBrave te ofrece aquí.